Blackjack (21)

Damos las gracias a José Ramos Cruz, editor de www.casinos-online.es/blackjack/, por la traducción al español de esta página.

Introducción

El Blackjack es un juego de cartas americano de casino muy popular que hoy en día se puede encontrar en cualquier parte del mundo. Se compite contra la banca y el objetivo del jugador es conseguir una mano con un total de puntos más alto que la del crupier y lo más cercano a 21 posible, pero sin pasarse.

En los casinos de Las Vegas es más conocido como 21 en lugar de Blackjack, y tener un as con una carta de 10 puntos se llama “21 natural”.

El nombre Black Jack se utiliza en Gran Bretaña para un juego de cartas totalmente diferente, lo cual da cabida a confusión, pero en realidad es prácticamente igual que el Ocho Loco.

A continuación explicaremos el reglamento básico del blackjack estándar (21), junto con las normas de la casa más comunes en los casinos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las reglas de blackjack varían en cada casino y, por tanto, se debe comprobar si hay variantes locales antes de empezar a jugar.

Equipamiento

El Blackjack se juega con una baraja internacional de 52 cartas sin comodines. Los casinos normalmente utilizan varias barajas mezcladas entre sí (guardadas en una caja llamada “zapato”), con el fin de acelerar el juego (con más cartas en juego no es necesario barajar después de cada mano) y para dificultar el conteo de cartas (esta última es una técnica utilizada para conseguir una ventaja sobre el casino, siguiendo las cartas y las proporciones del valor de las que siguen en juego).

El número de barajas es diferente en cada casino, pero en el zapato puede haber de dos a ocho barajas. La frecuencia de re-barajar también puede cambiar de un casino a otro y, por supuesto, depende del número de barajas utilizadas. Re-barajar frecuentemente es otra manera de disminuir el peso del conteo de cartas.

En los casinos, al blackjack se juega en una mesa diseñada especialmente para este juego. El casino tiene constantemente un empleado como crupier y espacio para hasta ocho jugadores simultáneos que juegan contra el repartidor. Cada jugador tiene un área de juego designada frente a él donde se colocan las cartas y se hacen las apuestas.

Los límites de apuesta deben estar claramente detallados en un cartel en la mesa de blackjack. Normalmente, algunas de las reglas más importantes, tales como “Blackjack paga 3 a 2” y “El crupier debe Pedir hasta con 16 y Plantarse con 17 puntos”, están impresas en la mesa.

Para jugar al blackjack se necesitan fichas para apostar y normalmente se compran directamente al crupier. Cuando haya una pausa en el juego, solo hay que poner dinero en efectivo sobre la mesa y el crupier lo cambiará por fichas del mismo valor. Siempre hay que tener en cuenta que tanto el importe como el color de las fichas pueden variar según el casino o país en el que se juegue.

Las denominaciones estándar para fichas de casino en España son:

  • Fichas blancas = 1€
  • Fichas rojas = 5€
  • Fichas verdes = 25€
  • Fichas negras = 100€
  • Fichas violetas = 500€
  • Fichas naranjas = 1.000€

Blackjack casero

Cuando se juega al blackjack en casa se deben hacer turnos como crupier, para así garantizar que el juego sea justo (a menos que el jugador anfitrión de la velada haya especificado que quiere ejercer de crupier durante todas las partidas y los demás jugadores estén de acuerdo).

Se puede cambiar el crupier en cada mano, cada cinco manos o lo que se decida. Si se juega con una sola baraja de cartas, lo mejor será volver a barajar después de cada mano. Por supuesto, no se precisa una mesa de blackjack de lujo para jugar, pero se necesitará al menos una baraja de cartas y algo con lo que apostar – dinero en efectivo, fichas o tal vez cerillas.

Apostar y ganar

Cada jugador en la mesa de blackjack tiene un círculo o caja donde colocar sus apuestas. Siempre hay una apuesta mínima y una máxima sobre el tablero. Normalmente, la apuesta máxima es de diez a veinte veces la mínima, lo que significa que una mesa con un límite mínimo de 5€ tendrá entre 50€ y 100€ como límite máximo. Cada jugador decide cuánto apostar en cada turno antes de finalizar la ronda.

Cada mano resultará para el jugador en uno de los siguientes supuestos:

  • Perder – la apuesta del jugador se la queda el crupier.
  • Ganar – el jugador gana lo mismo que ha apostado. Si apuesta 10€, gana 10€ del crupier (además de quedarse con su apuesta inicial, por supuesto).
  • Blackjack (21 natural) – el jugador gana 1.5 veces su apuesta. Con una apuesta de 10€, mantiene sus 10€ y gana 15€ adicionales del crupier.
  • Empate – la mano del jugador empata con la del crupier. El jugador conserva su apuesta, sin ganar ni perder dinero.

Objetivo del juego

A pesar de que muchos jugadores puedan jugar en una ronda individual de blackjack, fundamentalmente es un juego de dos jugadores. En el blackjack los jugadores no juegan unos contra otros y tampoco cooperan. La única competencia es el crupier.

El objetivo del juego es acumular un total de puntos mayor que el del crupier, pero sin pasarse de 21. La puntuación se calcula sumando los valores de cada una de las cartas.

Las cartas del 2 al 10 tienen su valor nominal, las figuras (J, Q y K) suman 10 puntos cada una, y el As puede equivaler a 1 u 11 puntos (a elección del jugador).

El reparto de cartas y el “blackjack”

Al comienzo de una partida de blackjack, los jugadores y el crupier reciben dos cartas cada uno. Las cartas de los jugadores normalmente se reparten boca arriba, mientras que el crupier tiene una boca abajo (llamada la carta tapada) y una boca arriba (la carta expuesta).

La mejor mano posible de blackjack es un reparto inicial de un as con cualquier carta de diez puntos. A esto se le llama un “blackjack” o un “21 natural”, y el jugador que tiene esta mano gana automáticamente a menos que el crupier también tenga un blackjack. Si ambos, el jugador y el crupier, tienen cada uno un blackjack, el resultado es un Empate. Si el crupier tiene un blackjack, todos los jugadores que no tengan uno pierden.

Turnos de los jugadores

Después de distribuir las cartas, el juego continúa con la apuesta de cada jugador – en sentido de las agujas del reloj y empezando por la izquierda del crupier.

Primero, el jugador debe declarar si quiere aprovecharse de las reglas adicionales (que explicaremos más adelante). Estas se pueden utilizar solo una vez, cuando llegue el turno del jugador para apostar después del reparto de cartas.

A continuación, el jugador puede mantener su mano tal cual está (Plantarse) o pedir más cartas de la baraja (Pedir), de una en una, hasta que el jugador determine que su mano es suficientemente buena como para ganar a la del crupier y se Planta, o hasta sobrepasar los 21 puntos, en cuyo caso pierde de inmediato (Pasarse).

En la mayoría de lugares los jugadores pueden tomar tantas cartas como deseen, siempre y cuando no se Pasen, pero algunos casinos tienen restricciones con respecto a esto.

El turno del crupier

Cuando todos los jugadores han terminado sus apuestas, ya sea que han decidido Plantarse o se han Pasado, el crupier da la vuelta a su carta cubierta. Si todas las apuestas ya estaban liquidadas – porque todos los jugadores que no consiguieron un blackjack se habían Pasado – la segunda carta del crupier no se suele enseñar y no hay turno del crupier ni momento decisivo.

Si el crupier tiene un 21 natural (blackjack) con sus dos cartas, no tomará más cartas. Todos los jugadores pierden excepto los jugadores que también tienen un blackjack, en cuyo caso se trata de un Empate – la apuesta se devuelve al jugador.

Si el crupier no tiene un 21 natural, Pide más cartas o se Planta en función del valor de la mano. Al contrario que el jugador, el juego del crupier está completamente determinado por las reglas. El crupier tendrá que Pedir si el valor de su mano es inferior a 17, de lo contrario debe Plantarse.

Si el crupier debe Pedir con un 17 flexible o no (mano con 17 puntos que contiene un as que se cuenta como 11) varía de casino a casino. Incluso podría haber mesas de blackjack con diferentes reglas dentro del mismo casino.

El momento decisivo

Si el crupier se Pasa, ganan todos los jugadores que queden todavía en el juego. De lo contrario, ganan los jugadores con un total de puntos más altos que el crupier, mientras que pierden aquellos con una puntuación menor que la de éste. Los que tienen la misma puntuación que el crupier consiguen un Empate: se les devuelven sus apuestas y no ganan ni pierden.

Los jugadores con un blackjack ganan su apuesta más una cantidad adicional, la cual normalmente es igual a la mitad de su apuesta original. Una mano de blackjack gana a cualquier otra, también las que tienen un valor total de 21 pero con más cartas.

Como se describió anteriormente, si el crupier tiene un blackjack, los jugadores con un blackjack logran un Empate, mientras que todos los demás pierden.

Reglas adicionales de blackjack

Arriba están descritas las reglas básicas del blackjack. Además, hay numerosas reglas adicionales que permiten realizar estrategias más complejas a la hora de apostar. Estas normas secundarias solo se pueden utilizar inmediatamente después del reparto y antes de Pedir más cartas. No puedes, por ejemplo, tomar una tercera carta y luego decidir Duplicar.

Las opciones más usadas se explican a continuación:

Seguro

Cuando la carta descubierta del crupier es un as, cada jugador tiene la oportunidad de apostar si el crupier tiene un blackjack o no. Esto se hace antes de cualquier otra apuesta del jugador.

La apuesta del Seguro iguala tu apuesta original y se utiliza para anular la posible pérdida de ésta. Una apuesta ganadora del Seguro se pagará a 2:1, y se pierde la apuesta original. Si el crupier no tiene un blackjack, recogerá la apuesta del Seguro y la original. Así, en cualquier caso, el jugador siempre acabará perdiendo. Por ello, las guías de estrategias suelen aconsejar no pedir Seguros.

Retirarse

Si se tiene una mano mala en comparación a la del crupier (a juzgar por lo que se puede ver de la misma), puede renunciarse a la mano y reclamar la mitad de la apuesta. El casino se queda la otra mitad sin opción a réplica. Se necesita una mano realmente mala para que la renuncia sea rentable, como por ejemplo 16 puntos contra una del crupier que muestra 10.

En algunos casinos no está permitido rendirse si el crupier tiene un blackjack (lo que se comprueba inmediatamente después del reparto). Si el crupier tiene un blackjack, no se concederán renuncias y se perderá toda la apuesta – a menos que también se tenga un blackjack, en cuyo caso se trata de un Empate. Esta variación se llama “rendirse tarde”.

Dividir

Si al jugador le llegan dos cartas iniciales del mismo valor se tiene la opción de Dividir la mano en dos. Se coloca otra apuesta del mismo tamaño que la apuesta original y se juega con dos manos. (Hay que tener en cuenta que es legal Dividir cartas de 10 puntos, incluso si no son iguales – por ejemplo, se puede Dividir una Jota y un Rey).

Cuando se ha decidido Dividir una mano, el crupier reparte inmediatamente una segunda carta para cada mano. Ahora bien, si se obtiene de nuevo dos cartas iguales algunos casinos permiten Dividir la mano de nuevo, mientras que otros no lo hacen.

Cuando se haya terminado de Dividir, cada una de las manos se tratará por separado, lo que significa que se pedirán cartas para la primera mano hasta Plantarte o Pasarte, y después se continúa con la siguiente mano.

Si se Dividen ases se recibe como de costumbre una segunda carta para cada mano, pero no se permite tomar ninguna carta adicional (a menos que se reciba otro as y se Divida de nuevo). Todas las manos resultantes de la división de ases permanecen como manos de dos cartas.

Si la segunda carta repartida a un as Dividido es una carta de 10 puntos, no se recibe la bonificación de blackjack para esta mano. Sin embargo, sí se gana contra un 21 hecho con más de dos cartas. Si el crupier tiene también un blackjack, el resultado de esta mano, como de costumbre, es un Empate. En muchos lugares se juega con la misma regla (no hay bonificación por un blackjack) y se aplica si un as se reparte como segunda carta para una de 10 puntos después de dividir.

Doblar

Si el jugador está bastante seguro de que su mano va a ganar al crupier, puede Doblar su apuesta original. A veces se permite hacerlo con cualquier cantidad hasta el importe de la apuesta original. En la mayoría de los casinos se puede Doblar en cualquier mano, pero algunos casinos requieren una mano inicial con valor de 11, 10 o 9 puntos.

Cuando se elija Doblar se conseguirá solo una carta más que el crupier.

Secuencia del Juego

Con las reglas adicionales arriba explicadas en funcionamiento, la secuencia de sucesos en cada ronda después de repartir es la siguiente:

  1. El crupier recibe una carta expuesta y una carta tapada.
  2. ada jugador recibe dos cartas boca arriba.
  3. Si la carta expuesta del crupier es un as, se le ofrece la apuesta de Seguro a cada jugador cuando sea su turno.
  4. Si se permite Retirarse anticipadamente, cada jugador tiene la opción de Retirarse, devolviéndole la mitad de su apuesta y perdiendo el resto.
  5. Si el crupier tiene un as, 10 o figura (J, Q, K), éste comprueba si tiene un blackjack. De tenerlo, se pagan las apuestas de Seguros y se liquidan el resto. Si el crupier no tiene apuestas de Seguros de blackjack, se recoge cualquier otra apuesta, y a los jugadores que tienen un blackjack se les paga 3:20 y el juego continúa.
  6. Cada jugador cuya apuesta aún no haya sido liquidada, en su turno:
    1. Si se permite el Retirarse tardíamente, pueden retirarse en cualquier momento, mientras no se hayan Pasado.
    2. Si tienen dos cartas iguales, pueden Dividir si está permitido.
    3. Si no Dividen, pueden Doblar si está permitido.
    4. Si no Doblan, pueden Pedir tantas veces como quieran hasta que se Pasen (llegar a más de 21) o se Planten.
  7. Si hay jugadores cuya apuesta aún no se ha liquidado, se muestra la carta tapada del crupier, éste Pide o se Planta tal y como dictan las reglas, y todas las apuestas que queden aún sobre la mesa se recogen o pagan.

Truco de cinco cartas

Más conocido internacionalmente como “Five Card Charlie”, esta regla adicional no suele ofrecerse. Cuando se hace uso de ella, el jugador que consiga con una mano de cinco cartas (dos cartas más tres Pedidas) no Pasarse es recompensado con dinero, independientemente de la mano del crupier.